MATANDO A CERBERO, GUARDIAN DEL HADES. MIMULUS. (CAPRICORNIO, 23 DIC- 20 ENE)

MATANDO A CERBERO, GUARDIAN DEL HADES. MIMULUS. (CAPRICORNIO, 23 DIC- 20 ENE)

“La luz de la vida debe ahora resplandecer dentro de un mundo de oscuridad”, estas fueron las palabras del Gran Presidente.

Frente al portal el Maestro le habló a Hércules, “Mil peligros has desafiado y mucho se ha logrado. La sabiduría y la fuerza son tuyas. ¿Harás uso de ellas para rescatar al que está en agonía, una victima de enormes y persistente sufrimiento?”.

Antes de partir para realizar su hazaña, el Maestro toco el entrecejo de Hércules, donde está situado el ojo interior. El aspirante tuvo una visión. Un hombre yacía encadenado a una roca, gimiendo de dolor como si tuviera el corazón roto y un buitre picoteaba su hígado, ferozmente.

“El encadenado se llama Prometeo. Por años a sufrido asín y sin embargo no puede morir, pues es inmortal. Él robo el fuego del cielo, por esto ha sido castigado. El lugar de su morada es conocido  como infierno de Hades. Se te pide ser el salvador de Prometeo. Baja a las profundidades y allí en los planos exteriores libéralo de su sufrimiento”.

Hércules bajaba adentrándose en el apretado mundo de las formas. El aire, se tornaba más denso y sofocante, la oscuridad aumentaba, aunque la voluntad y perseverancia eran firmes en el guerrero. Al llegar al oscuro y envenenado rio Estigia, por donde tienen que cruzar las Almas de los muertos. Él tenía que pedir a Caronte, el barquero, que lo cruzara a la otra orilla.

El caminó por el Hades, hasta llegar a la cámara del rey que gobierna el mundo subterráneo. El rey sentado en su sillón negro azabache, miró a Hércules: “¿Qué buscas tú, un mortal viviente, en mis dominios?”, pregunto Hades.

“Liberar a Prometeo”– dijo Él.

Hades respondió-“El camino está custodiado por Cerbero, un perro de tres cabezas, cada una de las cuales está rodeada por serpientes. Si tú puedes vencerlo con tus manos desnudas, una hazaña que nadie aún ha realizado, puedes desatar al sufriente Prometeo”.

Aceptando la propuesta, continúo la búsqueda de Prometeo. En el camino escuchó los ladridos y gruñidos del perro. Cuando alcanzó a verlo, este ya se había abalanzado hacía él. Hércules, estrecho la garganta del can, hasta que el perro quedo tan debilitado y apaciguado en sus fuerzas, que pudo ser dominado.

Ahora ya podía  rescatar a Prometeo. Al cual encontró agonizando de dolor encadenado a una gran roca. Rápidamente el guerrero cortó las cadenas dejándolo en libertad.

Hércules ascendió al mundo de las cosas vivientes, donde el Maestro le dijo- “La luz brilla ahora dentro del mundo de oscuridad”.

INTERPRETACIÓN DEL MITO Y TIPOLOGIA MIMULUS.

Este es el primer trabajo en el cual Hércules, tiene que liberar a alguien y él lo sabe antes de empezar. En los nueve anteriores, él está trabajando con las unidades del 1 al 9, virtudes individuales que tiene que encarnar, las tres que le faltan tienen mucho que ver con virtudes en beneficio de la humanidad. A partir del décimo, ya son dos números, ósea es un fin de ciclo y comienzo de otro, pero en un plano más evolucionado, ya que la suma de las dos cifras dan como resultado la Unidad, en el caso del10. El número diez representa la perfección humana.

En el periodo en que tiene lugar Capricornio-Mimulus, coincide con la Navidad y en consecuencia con el nacimiento del Cristo (Interior). También se da el Solsticio de Invierno, donde la luz empieza a ser menor que la oscuridad. Todo esto está relacionado por “Casualidad”, con la vida, muerte y renacimientos de las deidades solares o cambio de ciclos.

De forma simbólica Hércules baja a los infiernos oscuros a salvar a Prometeo, que fue quien le robo el fuego sagrado a los Dioses.  Con estas palabras se dirige el Gran presidente al Maestro: “La luz de la vida debe ahora resplandecer dentro de un mundo de oscuridad”, la luz que porta ahora Prometeo, ayuda a los hombres que quieren realizar un camino espiritual, debe ser liberada para que pueda penetrar en la materia, para con ello brille en la conciencia  de los hombres. En nuestras vidas esto tiene una estrecha relación con la luz que nos aporta la primavera y el verano, la cual nos da mucha energía y ganas de vivir, aunque si hacemos un gasto excesivo en estos periodos, llegará el otoño, el invierno y si hemos hecho un gasto grande de energías no podremos poner “LUZ A LA OSCURIDAD”.

-“Mil peligros has desafiado y mucho se ha logrado. La sabiduría y la fuerza son tuyas. ¿Harás uso de ellas para rescatar al que está en agonía, una victima de enormes y persistente sufrimiento?”- el Maestro antes de que Hércules comience el trabajo le hace está pregunta. La sabiduría y la fuerza, dan lugar al Poder, ¿Lo utilizaras en beneficio de los demás o de forma egoísta?- Esto, es lo mismo que dice Bach “…el nacimiento del deseo de estar al servicio de los otros…”. Aquí empieza la verdadera batalla sabiéndote poderoso decidir por el servicio a los demás.

Prometeo representa un aspecto de la vida que esta anclada a una roca (la materia) y que debe ser liberada. Capricornio-Mimulus es un signo de Tierra, que mira mucho por su seguridad, comodidad, puede llegar a ser avaro con el dinero quedándose en la materia y sus aspectos limitados, aunque en su virtuosismo aparece el servicio a los demás, el altruismo y la compasión.

 Y Hércules demuestra su voluntad y perseverancia, virtudes de Oak-Tierra, al descender a su infierno personal, ya que la única posibilidad de evolución pasa por un trabajo personal.

Cerbero el can guardián del Hades, tiene tres cabezas que simbolizan el deseo, la sensación y las buenas intenciones, también tienen que ver con la sombra, el mundo del inconsciente individual y colectivo. Al can en su cabeza se la adhieren serpientes, son situaciones, emociones que absorbemos y unimos a nuestro animal interior.

El Deseo que subyace en todas las Sensaciones que tienen que ver con el mundo de las satisfacciones terrenales.

Las buenas intenciones que no llevamos acabo y que terminan cayendo en saco roto.

Hércules, debía dominar estos fractales de su animal interior para poder liberar la Luz que da vida al otro lado del rio, por donde cruzan las Almas inmortales. De esta manera el recupera la llama sagrada para llevarla al mundo donde reside la materia vivificada aún sin conciencia.

                                                                                                                                                                                                                                                           Ernesto Postigo.



X