SEGUNDO TRABAJO DE HÉRCULES: LA CAPTURA DEL TORO DE CRETA. GENTIAN. (Tauro 21 Abril- 20 Mayo)

SEGUNDO TRABAJO DE HÉRCULES: LA CAPTURA DEL TORO DE CRETA. GENTIAN. (Tauro 21 Abril- 20 Mayo)

El segundo trabajo iba a empezar y Hércules reflexionaba a cerca de su fracaso y la pérdida de su amigo, buscaba ayuda dentro de sí mismo.

“Está bien. Los dones del fracaso garantizan el éxito, cuando son correctamente comprendidos.”

Solo y triste, consciente de la necesidad y consumido por profunda pena, Hércules pasó lentamente entre los pilares del Portal a la luz que brillaba donde estaban los toros sagrados.

Esta vez Hércules debía ir a la isla de Greta, para capturar al toro del deseo, cruzando el océano  adentrándose en el laberinto de Minos, donde los hombres eran atraídos hasta el aturdimiento.

Cuenta el mito que el toro tenía en su frente una fulgurante estrella, que alumbraba sin cesar en los sitios oscuros. Guiado por esa luz perseguía al toro sin descanso, perseverante, de un lugar a otro, hasta que pudo capturarlo en su guarida y montado sobre su lomo lo guío, a través de las aguas a las tierras firmes, de los Ciclopes, hombres de un solo ojo.

Brontes, Steropes y Arges los Ciclopes vigilaban su trabajo y destacaban las virtudes de Hércules,  “Viene con fuerza”, “Conduce en la luz”, “su luz interior será más brillante”, “Viene deprisa”,  “está conduciendo a través de las olas”.

Hércules se acercó, a la orilla, los hombres de un solo ojo lo pararon y se apoderaron del toro, quitándoselo así a Hércules.

Le hacían preguntas, “¿Qué tienes tú aquí?, “¿Quién eres tú? Dinos ahora tu nombre”,

Hércules se reconocía así mismo como un hijo de hombre aunque hijo de Dios, empezando a tener contacto con su maestro interior.

“Dentro de mí sentí el impulso y busqué a mi Maestro. Ordenado por el Gran Presidente Él me envió al Camino, y con larga búsqueda y muchos dolores, encontré al toro. Ayudado por su sagrada luz, lo conduje a través del divino mar a este Lugar Sagrado”.

“Dentro de la luz tu verás luz; camina en esa luz y allí ve la luz. Tu luz debe resplandecer más brillante. El toro está en el Lugar Sagrado”

Fuerza, buena voluntad para hacer la tarea que no somete a esfuerzo tus poderes; así son las dos lecciones aprendidas.

INTERPRETACIÓN DEL MITO Y LA TIPOLOGIA GENTIAN.

En este segundo trabajo, la lección que debemos aprender es la justa medida entre el yo y el no yo, justo uso del control de la materia, (transmutar el interés en desinterés, la separación en Unidad). El Toro en el mito es un animal sagrado, representa nuestros cuerpos, que son sagrados, aunque a veces los utilizamos de forma ambiciosa, Gentian, característico de una limitación del elemento tierra.  El toro está en una isla fuera del continente, es el uso egoísta que hacemos del cuerpo separado de la unidad, llevarlo a tierra firme es unir un fractal en el todo.

El Rey de Creta quería sacrificar al toro, pero sacrificarlo no nos aporta la solución. La luz que tiene el toro en la frente, decimos es el tercer ojo, en el entrecejo, que nos permite poner luz a los deseos y emociones a los que sucumbimos, cuando observamos nuestras emociones y deseo separados del mundo, debemos iluminarlos para con ello trabajar en beneficio del colectivo. Cuando reconocemos las funciones físicas como una herencia divina y que las obtenemos para poder ayudar a la humanidad, entonces denotaremos un nuevo impulso motivador que sustenta la conducta, controlando las pasiones, lujuria, autosatisfacción. Por este motivo Hércules monta, controla y domina al toro, y esto le aporta luz y desarrollo creativo.

Nos cuentan, que comienza el trabajo, “solo y triste consumido por una profunda pena”, ¿Será porque el trabajo anterior no lo realizo del todo bien y teme volver a repetir?, y la profunda pena representa su ambición de resultados egoístas, separados de la unidad. Su temperamento al cruzar el Portal en esta segunda tarea es melancólica y  lenta, características que encontramos en  las tipologías de tierra y en este caso Gentian.

Cruzando el Océano  se introducirse en el inconsciente, para hacer una revisión conciente. Dando vueltas de un lado a otro detrás del toro, sin entrar en el pesimismo (limitación), ejerciendo la perseverancia  puede dominar sus instintos básicos (virtud), ya que cuando lo atrapa se monta en su lomo y dicen “lo conduce como aún caballo”, y los caballos habíamos dicho en Aries se relacionan con los pensamientos, en este caso acompañados del deseo (lección). Gentian en su aspecto limitante piensa que no lo va a conseguir, ya que en anteriores circunstancias no fue como a su personalidad deseaba.

Para salvar al Toro tendrá que introducirse en las aguas esta vez más claras, ya que ha hecho una revisión de los contenidos del inconciente reactualizándolos, llegando a tierra firme, haciendo el nuevo descubrimiento carne y conectándose a su Alma. En su travesía  cruzando el mar, es observado por los Ciclopes y dicen:

“viene con fuerza” virtud de Gentian.

“conduce en la luz” conexión de Gentian.

“su luz interior será mas brillante” Hipersensibilidad Gentian.

“está conduciendo a través de las ola” los obstáculos a superar de Gentian.

Cuando los Ciclopes le preguntan quien es, responde “soy hijo de Hera y sin embargo hijo de Dios, he realizado mi tarea” está diciendo soy hijo del hombre  sin embargo soy divino, lo he comprendido, entendido, virtud Gentian.

“Dentro de mí sentí el impulso y busque a mí maestro” la hipersensibilidad, característica de su conexión con el alma.

“Viniste con las manos vacías” cumple la tarea porque lo siente y no espera resultado, aunque se le recompensa posteriormente, con fuerza, voluntad y mayor luz.

Lo importante del trabajo es desarrollar el sentido común para no sucumbir al deseo separado de la unidad, queriendo obtener siempre beneficios personales, ya sea en el sexo, la comida, el dinero etc… todo lo que aporta seguridad en el transito por el elemento tierra son las ambiciones terrenales y en este trabajo queda clara la lección, ya que él tiene que trabajar sin esperar beneficio. Vivir en la inseguridad es lo que facilita la evolución y aporta nuevas herramientas para el autoconocimiento, perseverancia, Oak, sin pesimismo, Gentian.

Ernesto Postigo.

Profesor de la Escuela ATFE.



X