TERCER TRABAJO DE HÉRCULES: RECOGIENDO LAS MANZANAS DE ORO DE LAS HESPÉRIDES. CERATO. (Géminis 21 Mayo-20 Junio)

TERCER TRABAJO DE HÉRCULES: RECOGIENDO LAS MANZANAS DE ORO DE LAS HESPÉRIDES. CERATO. (Géminis 21 Mayo-20 Junio)

El tercer Gran Portal se abrió, ahora Hércules debía ir al jardín sagrado de las Hespérides, que estaba custodiado por tres Doncellas y tomar las manzanas de Oro, que crecían en el árbol de la sabiduría.

Confiando en su fuerza y en si mismo, emprende la búsqueda, aún así preguntaba a los lugareños para que le indicaran el camino, nadie sabia. Andaba y andaba de un lugar a otro sin obtener resultados visibles en su búsqueda. De nuevo el desanimo aparece, para con ello poder integrar lo aprendido en su segundo trabajo.

Dirigiendo sus pasos al Norte, de repente Nereo, como la certeza interior, le hablaba e indicaba con palabras de verdad, el camino. Pero Hércules ciego y sin escuchar, continuaba sin encontrar nada.

Cambio su rumbo y fue al Sur, allí se cruzo con Anteo, esta vez en forma de serpiente, lucho y batallo con ella, sin poder vencerla. De pronto se dio cuenta que solo podía vencerla levantándola del suelo, así lo hizo y por fin, dándole muerte, pudo proseguir su búsqueda.

Con un nuevo animo después de su último triunfo, se encamino al oeste. Allí lo esperaba Busiris, hijo de las aguas, el Gran engañador y pariente de Poseidón. Mostrándole el camino de la Ilusión, Hércules se ve persuadido, hasta que Busiris denota la debilidad en su seguidor y consigue darle caza y atarlo frente aun altar. Circunstancia esta que lo mantiene prisionero, durante un año.

Cansado de su cautiverio y exhausto, recordó Hércules palabras de verdad que habían sido pronunciadas por Nereo “La verdad está en ti mismo, poder y fuerza herencia de los hijos de hombres que son hijos de Dios”. Con este recuerdo tomo aliento, el suficiente para soltarse y atar en su lugar a Busiris. Tanto tiempo frente al altar le habían aportado mucha sabiduría.

Otra vez emprendería  su búsqueda.

A lo lejos unos gritos se escuchaban, rompiendo el aire. Era Prometeo encadenado a una roca. Los buitres se lo comían, picaban su hígado, estomago… corriendo fue en su ayuda espantando a las aves y curando sus heridas. No partió hasta verlo completamente recuperado.

Al emprender su camino, vio a lo lejos a Atlas, con la bola del mundo, todo el sufrimiento encarnado en la piel de ese titán, le temblaban las piernas de soportarla. Sin pensárselo acude en su ayuda y lo releva echándose él, sobre su espalda el peso del sufrimiento de la humanidad, acto de servicio, que liberaría a Atlas y a él.

Poco después aparecería el Titán con manzanas de Oro, para dárselas a Hércules.

INTERPRETACIÓN DEL MITO Y LA TIPOLOGIA CERATOEn Géminis, se dan dos tendencias, los dos gemelos, representadas por Nereo como conexión con el Alma y Busiris la ilusión. La lectura minuciosa de este portal nos muestra el paso de la  ignorancia de los hijos del hombre a la  sabiduría de los hijos de Dios, durante su periplo Hércules es sometido a diferentes pruebas que lo alejan y retrasan de su camino, aunque le permiten obtener el conocimiento y las experiencias necesarias que dan sabiduría, de la ignorancia al discernimiento de cerato.

En esta prueba él tiene que recoger las manzanas de oro, fruto del árbol sagrado en el jardín sagrado. El árbol a lo largo de su vida pasa por innumerables circunstancias, lluvia, viento, frio, calor… podemos decir, son situaciones parecidas por donde un hombre pasa en la vida y superándolas obtiene experiencia. A pesar de todo el árbol termina dando un fruto, del cual el no puede disponer, se lo comerán otros pero no el. Nosotros de la misma manera vamos adquiriendo aprendizaje que posteriormente compartiremos desde la sabiduría con los demás. Las manzanas son de oro ya que el fruto de un trabajo conciente te conecta con el Alma, este es nuestro fruto. El Oro en el ser humano es conectarse con su Alma.

En este trabajo no hay limites de territorio, en el primer trabajo  estaba delimitado a una comarca, donde estaban las yeguas, en el segundo era en la Isla. Aquí comienza en el Norte,  Sur, Oeste y este, tiene que revisar cada rincón de su mente, con una revisión mental de  su forma de interpretar el mundo, ya arrincono los pensamientos, en Aries, trabajo el deseo en Tauro, ahora tendrá que aprender a servir en Heather.

Cuando está en el Norte, Nereo es enviado con palabras de verdad y de diferentes formas, pero Hércules estaba ciego y no reconoció la sutil ayuda brindada por su maestro interior, estas son las primeras pruebas que tiene que pasar un aspirante, que en sus etapas iniciales no presta atención, de esta manera” Nereo habló de fracaso”, confiar y escuchar a su maestro interior.

En el Sur, él se encuentra con la serpiente, Anteo, símbolo de tensiones internas para tomar una decisión entre lo terrenal y lo espiritual, la mente concreta y la intuición espiritual, no consigue vencerla hasta que la eleva en el aire, sublimando la  mente con este gesto, despegándola de la tierra, obteniendo una mirada subjetiva o simbólica, de la realidad.

Poco después de haber vencido a la serpiente, feliz, confiado, seguro de si mismo y con un nuevo ánimo para la búsqueda, se dirige al Oeste. Aquí se encuentra con Busiris hijo de las aguas, el gran engañador, pariente de Poseidón, que le muestra el camino de la ilusión, maestros que nos enseñan sus propias doctrinas desde el control y la manipulación, para su beneficio, egocéntrico. Hércules es persuadido y de esta manera atado frente aun altar, donde va perdiendo las fuerza y se encuentra fatigado, cuando nos casamos y vaciamos nuestras mentes, dejamos de defendernos y podemos conectarnos con la información de Cerato. Él recordó las palabras de Nereo, “La verdad está en ti mismo, poder y fuerza herencia de los hijos de hombres que son hijos de Dios”. Recurriendo a su fuerza, certeza  interior se desata y ata en su lugar a Busiris, para que aprenda pero sin reprocharle, este trabajo es con el agua. Esta etapa es el proceso terapéutico, de autoconocimiento, donde se unen y se integran los dos polos de opuestos, parte  necesaria para poder servir a los demás, facilitando el siguiente paso, la ayuda a Prometeo y Atlas. Hércules no le reprocha nada a Busiris, porque en la aceptación e integración del pasado, está la libertad, recordemos que la evolución de cerato es White chestnus, dejar de atrás la turbina del pensamiento que nubla.

Hércules escucha un grito y ve a Prometeo que esta siendo devorado por los buitres, que le picotean el hígado, estomago… haciendo referencia al mundo emocional, que a veces nos come por dentro. Sin pensarlo acude en su ayuda, espantando a los buitres y sin abandonarlo, hasta que este se recupera, gentil acto de Amor y Servicio, olvidándose de si mismo y de sus tareas.

Al retomar su camino, se percata  que el Gigante, el Espíritu, Atlas está soportando el peso del mundo, la voluntad de Dios, aliviar los sufrimientos de la humanidad, y sobrecogido por la escena, acude en su ayuda, tomando todo el peso él mismo, “el camino hacia nosotros es siempre, a través de actos de Amor” aptitud de servicio de un verdadero terapeuta, Heather y Cerato. De esta manera Hércules recibe el Espíritu, el conocimiento anhelado tras demostrar su identificación con un hermano que sufre, recibiendo de Atlas las manzanas de oro.

Las manzanas de oro, son el fruto del árbol sagrado de la sabiduría, conocimiento espiritual. Las manzanas se recogen del árbol y este está creciendo en la tierra, viviendo en armonía con los cuatro elementos, de nuevo vemos aquí el equilibrio en la persona, a través de las cuatro funciones de Jung.

Cuando se encuentra con las tres grandes Doncellas, Eglé le dice que el camino es a través del Amor, Erythea es el alma que cuida la puerta con amor y sabiduría, que facilita el servicio, Hesperis estrella vespertina, le dice que recorra el camino, voluntad.

Con Amor, Sabiduría, Voluntad, Servicio,  domina sus emociones, ejerciendo poder mental, y aumentando de está manera su conciencia del Si mismo.

Ernesto Postigo.

Profesor de la Escuela ATFE.



X