Arquetipos Tipológicos

Arquetipos Tipológicos

Arquetipo: Un arquetipo (del griego αρχη, arjé, “fuente”, “principio” u “origen”, y τυπος, typos, “impresión” o “modelo”) es el patrón ejemplar del cual otros objetos, ideas o conceptos se derivan. En la filosofía de Platón se expresan las formas sustanciales (ejemplares eternos y perfectos) de las cosas que existen eternamente en el pensamiento divino.

El término fue introducido por Carl Gustav Jung para designar cada una de las imágenes originarias constitutivas del “inconsciente colectivo” y que son comunes a toda la humanidad (por ejemplo, Viejo sabio). Configuran ciertas vivencias individuales básicas, se manifiestan simbólicamente en sueños o en delirios y son contenidos más o menos encubiertos en leyendas, cultos y mitos de todas las culturas.

Según Jung, los arquetipos o imágenes primordiales son “formas o imágenes colectivas que se dan en toda la tierra como elementos constitutivos de los mitos y, al mismo tiempo, como productos autóctonos e individuales de origen inconciente”.

“Los arquetipos son sistemas de aptitud para la acción y, al mismo tiempo, imágenes y emociones (…) Por un lado, representan un conservativo instintivo muy fuerte, y por otro, constituyen el medio más eficaz concebible para la adaptación instintiva. Así que son, esencialmente, la parte infernal de la psique (…), aquella parte a través de la cual la psique se une a la naturaleza”.

Los arquetipos condicionan la expresión de cualquier ser, más allá de su voluntad, diría Jung que son como el instinto en los animales, una fuerza que nos impulsa a vivir una dramatización específica de acuerdo a su naturaleza, que será expresada sin reservas por aquel que la encarna. Podemos decir “que los arquetipos son los constituyentes esenciales de todo el espectro de aquello que concebimos como naturaleza humana, desde lo animal al espíritu”.“Un arquetipo es una forma de pensamiento universal o predisposición a responder ante el mundo de ciertas maneras”

“El arquetipo es una especie de predisposición para producir una y otra vez las mismas ideas míticas o ideas similares”.

Los arquetipos no son ideas innatas heredadas, sino formas, tendencias, patrones, o estructuras que subyacen a la formación de símbolos. En Terapiafloral Evolutiva reconocemos 12 Arquetipos Tipológicos o de Personalidad que fueron definidos por Edward Bach como “Tipos”

La personalidad Bachiana como entidad Arquetípica:

Para Bach, la personalidad y, concretamente, el tipo de personalidad que facilitará el aprendizaje y la correspondiente adquisición de una lección para el alma, es un tipo de fuerza consustancial al alma, (una estructura), que emerge con la vida en el acto del nacimiento humano, ligando la visión característica de este principio a la manera particular de ser y actuar en la Tierra. Podríamos decir que para Bach Arquetipo y Tipo de Personalidad sería lo mismo, sobre todo si como él mismo lo relaciona con un signo del zodíaco, aunque en su caso Lunar. Por ello, en función del tipo de personalidad, existirán toda una serie de posibilidades exploratorias que estarán delimitadas por la necesidad de aprendizaje de dicha alma en concreto.

Cada una de esas personalidades arquetípicas está emparentada con una de las “fuerzas” o canales preexistentes a la conciencia humana, que han sido descritas por diferentes culturas a través de sus mitos y leyendas, siempre de acuerdo a un mismo “patrón” explicado de acuerdo a la época y la cultura, ya fuera ésta social, religiosa o iniciática.

Luis Jiménez.



X